sombra superior
  • Fecha13/02/2013
  • TemaEconomía

Actualización de Balances

A partir de enero de 2013 y hasta la aprobación de las cuentas anuales del ejercicio de 2012, las sociedades que así lo decidan voluntariamente, podrán actualizar sus balances.


Los puntos clave de esta actualización voluntaria son:

.- ¿Quién la puede aplicar?

La podrán aplicar:

-Los sujetos pasivos del Impuesto de Sociedades.

-los sujetos al IRPF, para los bienes afectos a su actividad económica, siempre que lleven su contabilidad conforme al Código de Comercio o estén obligados a llevar libros registros de su actividad económica.

-Los sujetos pasivos del Impuesto de la Renta de los No Residentes con establecimiento permanente, para sus bienes afectos al mismo.

.- ¿Sobre qué y cómo se aplicará?

Se podrán actualizar los bienes del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias situados tanto en España como en el extranjero, así como los activos que tengamos en arrendamiento financiero o leasing, que figuren en el balance a 31 de diciembre de 2012.

Es una actualización global, se deberá aplicar a todos los bienes o a ninguno, excepto en el caso de los inmuebles, que se puede optar por actualizaciones individuales.

Para llevar a cabo la actualización se aplicarán unos coeficientes en función del año de adquisición o producción de dicho activo, efectuándose una serie de ajustes para aquellos bienes que ya fueron actualizados en 1996.

Dichos coeficientes se aplicarán sobre el precio de adquisición o coste de producción del elemento, así como a las amortizaciones contables que fueron fiscalmente deducibles,

Calcularemos así el valor neto contable actualizado como:

Valor neto contable actualizado = Precio de adquisición o coste de producción* coeficiente de actualización – Amortizaciones contables deducidas fiscalmente* coeficiente de actualización

La diferencia entre el valor neto contable y el valor neto contable actualizado (incremento neto de valor de elemento actualizado) se corregirá con el coeficiente de endeudamiento (Patrimonio Neto/ Patrimonio Neto + Pasivo Total – Derechos de crédito y tesorería) siempre que éste sea superior a 0,4 y el resultado de esa operación será el importe que se reflejará en la Reserva de Revalorización

.-¿Qué costes implicará?

Se deberá pagar un gravamen único del 5 por ciento sobre el saldo acreedor de la cuenta de la Reserva de Revaloriazación, que se autoliquidará conjuntamente con el I.S, IRPF o IRNR, no formando parte de la cuota de esos impuestos.

El importe de este gravamen se cargará en la cuenta de la Reserva de Revalorización, no siendo un gasto fiscalmente deducible.

.-¿A qué se destinará la “Reserva de Revalorización”?

La reserva que se crea para contabilizar dicha actualización es indisponible hasta que se acepte la valoración por la Agencia Tributaria, que dispondrá de un plazo de tres años. Una vez aceptada, la reserva se podrá destinar a compensar pérdidas, a ampliar capital social o, pasados 10 años desde dicha aceptación, a constituirse como reserva de libre disposición.

Consideraciones especiales para las cooperativas asturianas

La ley asturiana de cooperativas, Ley 4/2010, en su artículo 87, establece que las cooperativas podrán actualizar sus balances en los mismos términos que establezca la ley correspondiente, si bien limita el destino de la plusvalía resultante estableciendo que esta se deberá aplicar en primer lugar a la compensación de pérdidas que la cooperativa tenga sin compensar y, seguidamente, en uno o más ejercicios, a la actualización de las aportaciones al capital social o al incremento de las reservas, obligatorias o voluntarias, en la proporción que estime la asamblea general

banner lateral
banner lateral
banner lateral
banner lateral
banner lateral


sombra inferior